Insulino resistencia en veganos

Por 8:42 , , ,

La Resistencia a la Insulina, también conocida como Hiperinsulinemia, es una deficiencia metabólica genéticamente determinada en que el cuerpo no puede utilizar la insulina de forma eficiente.

En el metabolismo de una persona normal, las concentraciones elevadas de glucosa estimulan al páncreas para que libere una hormona denominada insulina. A su vez, las células efectoras del cuerpo ubicadas en el hígado, músculo y tejido adiposo poseen receptores que al unirse con su insulina, permiten el ingreso de glucosa a la célula y, por consiguiente, la producción de energía.

En una persona que tiene dicho síndrome, esta hormona no es capaz de contactar adecuadamente al receptor, esto genera un círculo vicioso en donde el páncreas sigue emitiendo cada vez más insulina, la que después de un largo tiempo se agota pudiendo ocasionar Diabetes Mellitus 2.
Como pueden ver, los factores que influyen en la insulino resistencia son principalmente: la obesidad o sobre peso, tabaquismo, sedentarismo (que no es lo mismo ser activos en el trabajo), la hipertensión y también los factores genéticos. Una persona que tiene una familia con antecedentes de insulino resistencia o diabetes tiene más probabilidad de que la posea si además le suma los factores mencionados.

La Hiperinsulinemia está presente en el 30% de la población mundial, es decir, un quinto de las personas supuestamente sanas padece ésta afección y la gran mayoría no lo sabe. Por eso, quienes tengan familiares con este cuadro o que nunca se hayan realizado exámenes para conocer los niveles de azúcar presentes en la sangre, se les recomienda consultar con especialista.

Si una mujer desea embarazarse, debe perder peso, ya que generalmente es debido al exceso de peso, existen otros factores, menos frecuentes, pero el médico dirá cuál es el mejor tratamiento, si está embarazada, y tiene insulino resistencia, el tratamiento es mediante la alimentación o la dietoterapia, a veces con insulina o ambas, el mejor tratamiento debe indicarlo el médico. El problema nace cuando no comemos carne y sus derivados, ya que en las universidades se enseña el conteo de hidratos de carbono de forma “tradicional”, el consejo es que busquen ayuda profesional empática – cosa que nos enseñan cuando estudiamos- pero a muchos/as se les olvida esa empatía y ética con él o la paciente una vez titulados/as.

Una vez que hayan encontrado al profesional adecuado debe enseñarles a comer y a manejar porciones caseras, y adecuadas para usted y que cubra los nutrientes críticos en la dieta vegana.

Usted deberá hacer el 70%de todo el tratamiento, ósea debe estar dispuesto/a a cambiar su actual estilo de vida, debe ser saludable si quiere ver un cambio –y este consejo es para toda la población-, y además debe ser responsable, usted no tiene otra vida, ame su cuerpo y su vida (no se trata de tener cuerpos estereotipados) sino de tener un peso saludable, que una vez que se enferme vendrán más enfermedades y caerá en un círculo vicioso.

El o la profesional debe enseñarle sobre el manejo de hidratos de carbono en la dieta y su cuantificación.

Debe olvidarse de la comida insana, alta en azúcares, harinas refinadas, frituras y grasas trans (acá es posible hacer un cambio en las peraparaciones, se puede comer rico y saludable).

Estar dispuesto a cambiar su actual estilo de vida –si! Acá soy reiterativa-

Realizar ejercicio: no se trata de ir a correr a una maratón, hablo de estar activos, ya sea caminar, nadar, andar en bicicleta, etc. 3 veces a la semana y sobre 30 minutos, fuera de la actividad que realizamos en el trabajo, y estas actividades las puede realizar en casa, o en un parque, no es necesario que deba pagar un gimnasio.

Dormir lo suficiente, y acá es sumamente importante dormirse a las entre las 21 y 22 hrs, y descansar al menos 8 horas.

Sonará redundante, pero los veganos debemos consumir una gran cantidad de verduras, sobre todo crudas y de bajo índice glicémico Consumir frutas de bajo índice glicémico y en porciones debidas

Considerar que nuestras fuentes de proteínas (legumbres y algunos cereales) poseen hidratos de carbono-aunque algunas de bajo a medio índice glicémico-, la porción de estas serán cruciales.

Cubrir requerimientos para que no le falten nutrientes y tenga un buen control de su glicemia.

Perder porcentaje de grasa, sobre todo abdominal.



Referencias:
  • www.minsal.cl
  • López G. Consenso elaborado por la SOCHED sobre Resistencia a la Insulina y Síndrome Metabólico. Aspectos clínicos y terapéuticos. Rev Soc Chil Endocrinol y Diabetes 2008; 4: 272 – 281. 2.
  • Hasson F, Keeney S, McKenna H. Research guidelines for the Delphi survey technique. J Adv Nurs 2000; 32:1008-101 3.
  • Gallager E, Le Roith D, Karnieli E. The metabolic syndrome – from insulin resistance to obesity and diabetes. Endocrinol Metab Clin North Am 2008; 37:559-579 4.
  • Mattu H, Randeva H. Role of adipokines in cardiovascular disease. J Endocrinology. 2013; 216:17-36 5.
  • Third Report of the National Cholesterol Education Program (NCEP) Expert Panel on Detection, Evaluation and Treatment of High Blood Cholesterol in Adults ( Adult Treatment Panel III ) final report. Circulation. 2002; 106:3143-3421 6.
  • World Health Organization. Report of a WHO Consultation Part I. Definition, diagnosis and classification of diabetes mellitus and its complications. http//whqlibdoc.int/hq/1999/who_ncd_ncs_99.2.pdf. 7. Alberti KG, Zimmet P, Shaw J. The metabolic syndrome-a new worldwide definition. Lancet. 2005; 366:1059-1062.

También Podría Gustarte

0 comentarios