A veces escucho voces

Por 10:45 , , , , , , , ,

Ya habíamos escrito largamente en un post anterior sobre las propiedades y la versatilidad de los usos de la quinoa, pueden ver el post pinchando aquí.

Nos enfocaremos en una preparación que es muy común, ya que podemos hacer croquetas de lo que se nos ocurra y siempre es una buena y entretenida forma de presentar los alimentos, porque pueden ir al plato, en sandwich o también con alguna crema vegetal.

Necesitaremos para esta receta dos tazas de quinoa, traten de buscar en la vega, en pequeñas tiendas o a través de facebook donde comprar, el otro día la vi envasada en el supermercado por una marca que produce arroz y el precio era un robo, después aparecen las voces que dicen "es caro ser vegano", yo les diría que es caro vivir en Santiago, pero ese es otro tema.


Volviendo a la receta vamos a necesitar cebolla, ajo, pimentón, zanahoria y lo que queramos para hacer un sofrito, si les gusta el picante agreguen pimienta, merken, sean creativos y prueben, vamos a necesitar harina de garbanzos para aglutinar, la encuentran en las tostadurias, si no usen harina de trigo, avena o pan rallado, la idea es no complicarse, para que no aparezcan las voces que dicen "es complicado ser vegano".

Manos a la obra, lavamos la quinoa y la cocinamos al igual como lo hacemos con el arroz (ver el post anterior donde se explica el proceso en detalle), mientras hacemos un sofrito con la cebolla, pimentones, zanahoria, ajo y salpimentamos a gusto.

Es tan simple como juntar la quinoa con el sofrito en un bowl y agregar harina para aglutinar, formas bolitas y las aplastas para dar la forma de croquetas, puedes hacerlas fritas, al horno o en la parrilla, según lo prefieras y para servirlas agrega alguna salsa, pesto, mayonesa o lo que tengas a mano, para que no aparezcan las voces que dicen "es fome ser vegano".

También Podría Gustarte

0 comentarios